IN MEMORIAM

Publicado en por la de magdala


Una vez tuve un socio en el vino y las palabras,
entre suelas y tacos, trinchetas, martillos y clavos
juntábamos pedacitos de mundo
escapados
por el agujero de los zapatos
juntábamos pedacitos de mundo
como quien junta botellas

y va juntando olvidos abandonados;
juntábamos pedacitos de mundo
los ordenábamos y reordenábamos
alrededor de los libros y los vasos.

Una vez tuve un socio en el vino y las palabras,

entre suelas y tacos, trinchetas, martillos y clavos
imaginábamos el mundo recorrido
por las suelas gastadas
                de los viejos zapatos.

Una tarde nos bebimos el mundo
en vasos de diario y a lentos tragos,
entonces encontramos bajo una suela
el corazón que El Poeta se arrancó de cuajo,

encontramos la nostalgia del Poeta
de las fragatas embotelladas
y de la Sombra de los Barrios Amados
bajo una montaña de carteras y zapatos,
y una tumba de cada uno
sin flores de nuestras manos,
y una tumba para cada uno...
para cuando nos arranquemos el corazón de cuajo
y lo pongamos debajo de un zapato,
pero ese día como ahora
era demasiado temprano.

Una vez tuve un socio en el vino y las palabras,
me quedó la resaca y unos cuantos papeles arrugados,
te los cuento esta tarde
en que el cielo está llorando.

Walter Lannutti
(poeta de Moreno, Buenos Aires, Argentina)

Etiquetado en poemas cotidianos

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post