ESPÉRAME MUCHO

Publicado en por la de magdala

mujer sentada en la estación


 

 








Espérame y yo volveré
pero espérame mucho.


Espérame cuando las tristes lluvias lleguen
y cuando el calor llegue, no dejes de esperar.

Espérame cuando ya nadie espere
y el ayer se haya olvidado ya.

Espérame aún cuando de lejos
mis cartas no lleguen más.
Espérame cuando ya todos
se cansen juntos de esperar.


Espérame y yo volveré.
No quieras bien te ruego

a los que repitan de memoria
que ya es tiempo de olvidar
aun si la madre o el hijo

ya creyesen que no existo ya.


Deja que los amigos
sentados junto al fuego

se cansen de esperar
y beban vino amargo
en honor a mi recuerdo

.
Espérame y con ellos
no te apresures a beber.
Espérame y yo volveré
para que la muerte rabie.

Aquél que nunca me ha esperado
tal vez dirá de mí
“el pobre tuvo suerte”.
No comprenderán jamás
los que jamás han esperado
cómo tú del fuego me salvaste
de cómo he sobrevivido
lo sabremos sólo tú y yo.


Es que sencillamente me esperaste
como nunca nadie me esperó


Konstantin Simonov (poeta ruso)

Etiquetado en poemas de amor

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Rocio 01/17/2010 04:25


Jamás había leído un poema tan bello...Gracias por compartirlo.